Marco Bricola (Bolonia 24/09/1969) obtiene la licenciatura en derecho en la “Università degli Studi di Bologna” en julio de 1993 y desde septiembre del mismo año empieza trabajar en el Bufete fundado por su padre (Prof. Franco Bricola, catedrático de Derecho penal).

A partir de junio de 1994, después del fallecimiento del fundador, algunos de sus colaboradores se asocian bajo la denominación “Studio Legale Bricola – Associazione Professionale”.

Hasta el 2001 Marco Bricola presta sus servicios como letrado especializado en derecho penal en dicho bufete.

En abril de 2001 transfiere su actividad en España, concretamente en la Isla de Formentera y después de obtener su inscripción en el Colegio de Abogados de las Islas Baleares como abogado colegiado en un país comunitario, empieza a ejercer actividad de asesoramiento legal en varios ámbitos y especialmente en el sector de las compraventas inmobiliarias en favor de inversores extranjeros.

Entre 2008 y 2019 colabora con el Abogado Santiago Mari Ribas en Formentera y en Ibiza, ofreciendo servicio de asesoramiento legal y técnico multidisciplinar – a través de colaboraciones externas con arquitectos y economistas – en el sector inmobiliario y urbanístico.

A partir del 2006 amplía su operatividad a Mallorca y Menorca en colaboración con el bufete Clar & Galmes Abogados.

En estos casi veinte años de experiencia se ha especializado en el asesoramiento legal a inversores en el sector inmobiliario y en el de las actividades relacionadas con el turismo y la hostelería, en materia de urbanismo y en todas las cuestiones de derecho civil, mercantil y tributario que se originan en el ámbito de una operación inmobiliaria.

Presta su servicio de asesoramiento en castellano, italiano e inglés.