En primer lugar, se hacen todas las comprobaciones necesarias para que la adquisición se desarrolle en toda seguridad y con todas las garantías e información para que el cliente pueda tomar la decisión de proceder con la inversión.

Ello incluye una detallada investigación y dictamen sobre el inmueble y su situación legal y urbanística.

En relación con la situación urbanística, en caso de ilegalidades, se estudian – en colaboración con arquitectos de reconocida experiencia – las posibilidades de legalización del inmueble.

Asimismo, se informa al cliente sobre el posible desarrollo futuro de la propiedad (reforma, ampliación) y en caso de terrenos edificables esto incluye el dictamen legal y técnico sobre las posibilidades edificatorias.

Se presta especial atención a las perspectivas de rentabilidad del inmueble informando al cliente sobre la normativa en materia de alquileres turísticos y residenciales.

En colaboración con un despacho de economistas de reconocida experiencia, se informa de manera específica y detallada sobre todos los aspectos fiscales de la operación de inversión, incluyendo la tributación local y nacional posterior a la adquisición.

Se estudia con el cliente la mejor forma de proceder a la adquisición, asesorándole en la posible constitución de sociedades mercantiles, así como en relación con la operatividad en España de sociedades extranjeras.

Marco Bricola se encarga además de todos los actos preparatorios, desde la obtención del NIE en caso de extranjeros, hasta la gestión de los contactos con los bancos locales a efectos de la apertura de cuentas corriente y el recurso a la financiación bancaria, la predisposición de documentos de reserva o contratos preliminares, así como de la colaboración con la Notaría en la preparación de todos los documentos necesarios para la adquisición.

Marco Bricola acompaña el cliente en todo momento, en la firma de la escritura de compraventa y de ser el caso, en la de préstamo hipotecario y se encarga de la liquidación de los costes de la operación, así como de los impuestos relacionados con la misma, hasta la definitiva inscripción del título de propiedad.